Vecinos de Huixquilucan denuncian tiradero clandestino en una zona de barrancas

0
20
Spread the love

El tiradero fue clausurado desde marzo; sin embargo, el tiro de basura y cascajo sigue sin que el municipio de Huixquilucan lo detenga.

Vecinos del municipio de Huixquilucan, Estado de México, y del Centro Transdisciplinar Universitario para la Sustentabilidad (CENTRUS) exigieron a las autoridades que garanticen la suspensión de actividades de un tiradero clandestino ubicado en el paraje El Durazno, San Jacinto.

De acuerdo con los inconformes, el 11 de marzo, el gobierno del presidente municipal, Enrique Vargas, admitió una denuncia con folio OP/1617/2019 para que el tiradero de basura y cascajo fuera cerrado y procedió a colocar sellos de suspensión como medida de seguridad.

Este tiradero se encuentra en una de las zonas boscosa de Huixquilucan en los límites con la alcaldía Cuajimalpa, se trata de una región de cañada con ejemplares bien conservados que poco a poco es contaminada por este tiradero.

Los vecinos y el CENTRUS de la Universidad Iberoamericana denunciaron que a pesar de las suspensiones y de que los sellos fueron repuestos el 17 de mayo pasado, el tiro de basura y de materiales de construcción continúa, particularmente por las noches

“Esta situación demuestra una auténtica ausencia de civilidad y absoluta falta de respeto hacia las resoluciones judiciales violentando el derecho a un medio ambiente sano y, en consecuencia, a la salud de la sociedad y la conservación de valiosas áreas arboladas”, apuntaron los vecinos de Huixquilucan en un comunicado.

Al respecto, CENTRUM apuntó que al permitir la degradación de esta zona boscosa se envía un mensaje de que es posible continuar deforestando el bosque en este municipio del Estado de México.

El grupo académico exhortó a las autoridades municipales a que emprendan las medidas necesarias para evitar que siga el daño ambiental en esta cañada y haga cumplir la ley.

Vía Uno Más Uno

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here