La FGR investiga al líder nacional del PRI, por enriquecimiento ilícito

0
18
Spread the love

La investigación deriva de una denuncia interpuesta el pasado 22 de julio por el ex gobernador de Oaxaca, Ulises Ruiz, debido a la supuesta adquisición de 16 inmuebles en Campeche (entidad de la que Alejandro Moreno fue gobernador), así como dos vehículos y cuatro cuentas bancarias.

El ex gobernador oaxaqueño basó su demanda en una investigación periodistica en donde se dio a conocer que Moreno (en ese momento aspirante a dirigir el PRI nacional) era propietario de una residencia, a la que calificó de «Casa Blanca», valuada en más de 46 millones de pesos.

La mansión de mil 900 metros cuadrados abarca 13 predios que suman 7 mil metros cuadrados, los cuales se encuentran en el fraccionamiento Lomas del Castillo, una zona de alta plusvalía frente a la carretera costera de Campeche, la cual presuntamente adquirió siendo diputado federal entre 2012 y 2015.

Se reportó que en ese fraccionamiento, el metro cuadrado de tierra tiene un valor de 3 mil 500 pesos, por lo que sólo el terreno del ex gobernador cuesta 24.5 millones de pesos.

Al presentar su declaración patrimonial, Alejandro Moreno declaró que como gobernador (septiembre de 2015 a junio de 2019) ganó al año un millón 184 mil pesos al año, mientras que «por otras actividades» no especificadas obtuvo 4 millones 122 mil pesos.

De acuerdo con la denuncia de Ulises Ruiz, el valor de los inmuebles que Moreno declaró, no coinciden con su valor comercial, según la temporalidad en que fueron adquiridos.

Alejandro Moreno respondió a dicha acusación, mediante una carta, aseguró que su casa está compuesta únicamente por tres lotes y que el precio actual de la propiedad aumentó debido a que cuando fueron adquiridos los terrenos (entre 2011 y 2015) estaban cubiertos de maleza.

Afirmó que dos lotes le fueron donados y uno más aún lo está pagando a través de un crédito.

Detalló que en 2005 recibió «una donación familiar» y que a ello se sumaron los ahorros de los ingresos por los cargos públicos que ha ejercido en su carrera.

«Alito» como se le conoce, aseguró que era víctima de una campaña sucia para desprestigiarlo «vivimos tiempos políticos al interior del partido político en el que militamos y reconocemos que declaraciones de actores políticos, dentro y fuera de la campaña, para dañar la imagen del candidato y sus aspiraciones», insistió.

Vía Uno Más Uno

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here