Daré la cara tras derrumbe en Artz Pedregal, pero la supervisión le tocaba a la delegación: Mancera

0
45
Spread the love

 

El exjefe de Gobierno capitalino, Miguel Ángel Mancera, afirmó que está dispuesto a dar la cara en el caso del colapso de parte de la plaza Artz Pedregal, que él inauguró en marzo pasado, sin embargo se deslindó de la responsabilidad de la supervisión de la construcción que le correspondía, dijo, a la delegación Álvaro Obregón.

En entrevistas radiofónicas a distintos medios, Mancera, quien ocupará una senaduría por la vía plurinominal en la próxima legislatura, reconoció que su gobierno concedió el permiso de uso de suelo y las obras de mitigación.

“Al gobierno central le corresponde primero el permiso de uso de suelo y las obras de mitigación”, admitió en entrevista con MVS Noticias.

“Lo que se refiera a mi administración estoy aquí para dar la cara”, añadió.

Sin embargo, pidió esperar el peritaje de la autoridad para deslindar responsabilidades: “No podría descalificar a nadie en su trabajo; se tiene que esperar el peritaje”, dijo, en referencia a las empresas que participaron en el proyecto, Grupo Riobóo y Grupo Sordo Madaleno.

“En Grupo Riobóo son muy serios”, afirmó el jefe de gobierno quien, de antemano, señaló que la supervisión de la construcción de Artz Pedregal, este asunto le correspondía a la delegación Álvaro Obregón.

Los permisos y sus trámites, el comienzo y la finalización de la obra, subrayó, le tocaban a la delegación, pues el gobierno capitalino se encarga sólo de cuestiones de Protección Civil, uso de suelo y mitigaciones, detalló.

El derrumbe, por el sobrepeso del jardín

Y como lo estableció la Procuraduría General de Justicia capitalina en un comunicado, Mancera Espinosa comentó, que de manera preliminar se habla de que el derrumbe pudo haber sido por la sobrecarga del jardín.

En efecto, la Procuraduría señaló que, de acuerdo con las primeras diligencias periciales en materia de Arquitectura, de manera preliminar se estableció que el daño ocurrido en la estructura de la zona nor-oriente, que comprende la fachada B y pasillo denominado cantiliver se debió a
“un sobrepeso” que se originó en la terraza localizada en el último nivel.

En dicho nivel estaba una jardinera perimetral; además, refirió, como indicios visibles, se detectó que cuatro trabes principales y secundarias “no eran concordantes por placas deformadas y pernos degollados”.

La Procuraduría añadió que, si bien la plaza comercial fue inaugurada en marzo pasado, la parta colapsada no estaba en operación al público y sólo los arrendadores realizaban trabajos para uso. “Por tanto, no hay personas lesionadas o fallecidas como resultado del hecho”, subrayó.

Finalmente, la dependencia indicó que mantendrá asegurado el inmueble para continuar los peritajes correspondientes y se dará apertura a los trabajos de demolición a la Secretaría de Protección Civil para reabrir la vialidad en la zona.

Vía Proceso

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here